lunes, 6 de junio de 2016

Cocina para nuestros futuros usuarios.

En Apoyo Domiciliario ha llegado la hora de cocinar.
En el futuro tendremos distintos tipos de usuarios, con hipertensión, hipercolesterolemia, con alteraciones de la deglución o sin mas complicaciones que ser mayores y necesitar adaptar su alimentación a sus necesidades reales. Después de estar estudiando conceptos básicos de nutrición y dietética hemos sido capaces de elaborar dietas completas para distintos colectivos. Y de entre todos los menús pensados, cada grupo ha elegido uno para elaborarlo en clase.
Una de las principales conclusiones que hemos obtenido es que una dieta terapéutica o una dieta adaptada (que además asegure que reciben toda la energía y los nutrientes que necesitan) no tiene que ser sinónimo de dieta sosa o no apetecible. La selección de los platos, la condimentación con distintos tipos de hierbas aromáticas y una buena planificación para evitar la monotonía, dan como resultado estupendos menús que nos ayudaran a mantener el interés de nuestros usuarios por la comida, convirtiendo esos momentos del día en momentos muy placenteros.
Los cuatro grupos de trabajo lograron realizar sus menús de forma más que satisfactoria y entre todos dimos buena cuenta de ello.
Dieta hiposódica para usuarios con problemas de masticación:
Gazpacho, pechuga de pollo rebozada en maizena con salsa de limón y patatas fritas. Postre: Macedonia de plátano, melocotón y pera.

Dieta para usuario con hipercolesterolemia:
Ensalada de pasta con espirales de verdura, champiñones, pimiento marrón y maíz. Aliñado con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal. Pechuga de pavo con salsa de manzana. Postre: Yogur natural con nueces y canela.
Dieta hiperproteica. Ensalada mixta con atún. Estofado de magro de cerdo con verduras. Postre: Yogur natural con nueces y canela.

Dieta para usuarios con problemas de deglución: Crema de verduras con quesito. Tortilla con jamón de York. Postre: Natillas.